Sanus

1. RECONOCIMIENTO MÉDICO-DEPORTIVO

Sería conveniente realizarse un pequeño RMD para comprobar que estamos en perfecto estado de salud, que incluya como mínimo toma de tensión arterial, electro, auscultación y analítica. La prueba de esfuerzo nos puede ayudar a determinar nuestros umbrales de entrenamiento y comprobar que estamos entrenando al ritmo adecuado.

2. SIN PRISAS

Con unos meses de preparación para quien haya practicado deporte aeróbico, sería suficiente. Es importante empezar sin prisas, asimilando bien las cargas. Ponernos pequeñas metas que vayamos cumpliendo y nos den la motivación suficiente para alcanzar nuestro objetivo final, VALENCIA TRIATLÓN.

3. CONDICIÓN FÍSICA

No descuidar la condición física, porque es lo que nos va a mantener en forma para prevenir lesiones y sobrecargas musculares. También la técnica es fundamental para ahorrar energía en las tres disciplinas. A la hora de realizar el último segmento (la carrera) es fundamental desgastar lo menos posible a nivel muscular.

4. TESTS

Alternar entrenamiento con alguna competición a modo de test (primero con duatlones y con carreras a pie y posteriormente con alguna travesía). Es importante no excederse con el número de competiciones al mes. Aunque pensemos que las carreras nos sirven para correr en compañía, muchas veces nos dejamos llevar por nuestro grupo y corremos a ritmos que no nos toca y sobreentrenamos a nuestro organismo.

5. ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN

En cuanto a la alimentación, hay que ingerir muchos hidratos, sobre todo después de los entrenamientos más largos. Es lo que más nos va a ayudar a poder entrenar al día siguiente con los depósitos llenos y asimilar mejor las cargas. Os recomiendo habituaros a beber durante los entrenamientos hidratos de asimilación rápida (maltodextrinas) para recuperar antes y también para probarlo entrenando y no dejarlo para el día de la competición. También si vais a utilizar geles es conveniente probarlos en los entrenamientos para comprobar que los toleramos. La hidratación es muy importante durante estas semanas, no sólo el día del triatlón. En cada entrenamiento, y sobre todo estas semanas que hace calor y mucha humedad, perdemos una cantidad importante de sales minerales. Debemos llevarnos siempre nuestro botellín de agua a cada entrenamiento.

6. CALZADO

Con el tema de las zapatillas de entrenamiento en carrera, lo mejor es utilizar unas que tengan buena amortiguación, sobre todo a los corredores menos ligeros. No utilizar siempre las mismas, tener un par y así variamos también el apoyo. Sobre todo cuando buscamos tener sensaciones en entrenamientos de ritmos fuertes o series tener unas un poco más ligeras. El terreno escogido para entrenar también conviene que no sea siempre asfalto. Si podemos rodar un día a la semana por terreno variado (cuestas, tierra, hierba…) mejor, así no sobrecargamos siempre la misma zona por utilizar la misma pisada uniforme. Acordaros de un mes antes como muy tarde empezar a entrenar con las zapatillas con las que correréis el triatlón.

7. ESTIRAMIENTOS

No olvidaros de los estiramientos, son una parte fundamental del entrenamiento. Son los que nos van ayudar después de cada sesión de entrenamiento a tener la musculatura preparada para la siguiente sesión. Tampoco nos descuidemos de trabajar 1 día por semana mínimo la condición física (abdominales, fortalecimiento cuádriceps, lumbares…). Es lo que nos va a prevenir de sobrecargas y lesiones.

8. RITMOS DE ENTRENAMIENTO

Por último… no pasaros con los ritmos. Si podéis utilizar pulsómetros para los entrenamientos mejor, sobre todo para los debutantes.